¿A quién no le ha pasado?

Cuando me entero de algún nuevo incidente en los puntos de entrada a los Estados Unidos hago fantasías furibundas en las que desembarco en alguna ciudad americana y me obligan a entregar mi teléfono, me detienen por horas en un lugar estrecho en donde todo es llanto y chirriar de dientes, me interrogan acerca de […]