6 pensamientos en “About

  1. Te acabo de descubrir en el blog de AMM y viendo ahora los afanes que te ocupan se me ocurre preguntarte una fórmula para sobrellevar el martirio de los acúfenos. En los cinco años de inmolación me han recetado todo tipo de antidepresivos, hasta que me rebelé contra la anestesia y elegí soportar la desestabilización, antes que renunciar a la personalidad.
    Soy arquitecto, aunque casi más escritor.
    Un saludo con afecto.
    J. K.

    Me gusta

    • J.K.,
      Te agradezco tu confianza. Te recomiendo que comiences a hacer mindfulness. Es un tipo de meditación encaminada a volver más rica y armoniosa la relación con el cuerpo y sus peculiaridades, que ha dado muy buenos resultados a quienes tiene que convivir con síntomas molestos o con dolor crónico. Si no encuentras quien te entrene, busca libros (por ejemplo “Vivir con plenitud las crisis” de Jon Kabat-Zinn, en inglés Full Catastrophe Living) y comienza por tu cuenta. Tal vez no desaparezcan los acufenos por completo, pero volverá la estabilidad, sin que tengas que poner en riesgo tu manera de ser.

      Me gusta

      • Tomo buena nota, estimada Elena.
        Como buen asturiano tuve muchísima familia viviendo en Méjico, desde el mismo D.F. hasta Tepic y Veracruz. Desgraciadamente todos fueron muriendo y los tres primos más cercanos viven en Dallas y Houston. En la actualidad mi cuñado es alto cargo de una conocida constructora española afincada en el propio D.F. País, por tanto, con el que biográficamente me he sentido unido desde la niñez, y, razón por la que las peculiaridades de su vocabulario, que a veces sorprenden en España, las conozco perfectamente.
        Quizá desde ese cariño tenga una opinión algo crítica respecto a ustedes. Estuve allí tres meses, durante ¡¡¡el setenta y siete¡¡¡ y me extrañaron desagradablemente algunas actitudes, tanto hacia los españoles (malditos gachupines), como hacia los pérfidos gringos quienes, por otra parte, causan admiración y se erigen como referentes. No queremos nada con los descendientes del ogro Cortés pero si tenemos un cierto nivel económico-social presumimos de que nuestra blanca piel no es precisamenre azteca. ?????
        Y por otra parte emulamos y veneramos al tío Sam y todos sus sobrinos, procurando que nuestros hijos estudien en sus universidades y parloteen el inglés casi como su primera lengua. Contradicciones en la búsqueda incesante de su identidad nacional que a veces resultan antipáticas y algo anacrónicas.
        Naturalmente, me rebatirá al cien por cien. Pero espero que no lo haga con rabia, pues si por aquí aparezco no es precisamente para originar peleas y soltar impertinencias.
        Otra vez muchas gracias por sus consejos y ojo con los foros. Las disidencias se pagan caro en los de la vieja España, lastrada por la demagogia de los intolerantes que abjuran de un catecismo para arrodillarse ante el de la retórica barata.
        Un saludo con todo mi afecto.

        Me gusta

  2. No sé si conoce al poeta, ensayista y novelista Andrés Trapiello, autor, entre otras joyas, de la inestimable “Las armas y las letras”, un magistral ensayo sobre la relación de los escritores españoles con la guerra civil y entre si mismos. Es una de las veinte piezas que salvaría de mi biblioteca a punto de incendiarse. En todo caso, su blog HEMEROFLEXIA, es verdaderamente interesante. Casualmente la última entrada merece la pena ser considerada por todos aquellos que se dejan atraer por los precipicios españoles, placer el del peligro y el empujón que nos ha distinguido desde siempre y al que, según se ve, no estamos dispuestos a renunciar. También se ve, leyéndome con benevolencia, que a ni mi propio terruño discrimino de la crítica. Censurar sin acidez ni tendenciosidad es un magnífico ejercicio para el espíritu que ayuda y mucho a crecer, por muy alto que ya sea uno.
    Disculpas si mi opinión sobre mi querido Méjico no haya sido expresada con la obligada corrección, aunque el del máximo respeto al verterla fue mi deseo.

    Me gusta

    • J.K.,
      Gracias por la recomendación de Hemeroflexia. Conocía a Trapiello, pero no a su blog. En cuanto a México, se habrá dado cuenta usted de que es un país multiétnico y políglota, ahora más que en el 77. Algunas cosas han cambiado de entonces acá: éramos 60 millones, ahora somos 117. En 77, la piel clara daba cierta ventaja social. Ahora los aficionados a clasificar a la gente por su rango se fijan más en la riqueza económica y en las redes de influencia de una persona que en cualquier otra cosa. El uso del inglés se ha extendido mucho; ya se puede dar por descontado que un chico de escuela privada lo hable bien a los 15 años, por necesidades prácticas más que por veneración al Tío Sam: los Estados Unidos son el principal socio comercial del país y hay casi 20 millones de mexicanos viviendo allá.
      Pocos se acuerdan de Hernán Cortés. Hace muchísimo que no oigo la palabra “gachupín”, tal vez muchos jóvenes la desconozcan. Tampoco saben mucho de la España de Franco, aún tan próxima en el 77.
      Le saluda una mexicana que entre sus tatarabuelos cuenta asturianos, vascos, daneses, escoceses, italianos y sefarditas, y que además se ha casado con un catalán.

      Me gusta

  3. Gracias por la respuesta. Y si su marido es catalán le interesará mucho la actual entrada de Trapiello en su blog, donde nos ofrece la entrevista a 50 personajes opinando sobre el despropósito que nos entretiene y nos disgustará el próximo domingo. Una pena nuestra tendencia al descarrilamiento como solución vital. Un saludo afectuoso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s