Enfermos y sedentarios, por Trump

Ayer publicó The Economist un artículo que todo médico debería leer con curiosidad. Se titula Illness as indicator. Ya hemos oído muchas veces que Trump asumirá la presidencia gracias al voto de los varones blancos sin educación superior. Según The Economist, hay un indicador de la preferencia por Trump aún mejor que el color de la piel y el nivel de instrucción del votante: su salud y sus hábitos.

El Instituto para la Medición de la Salud (Institute of Health Metrics, IHME) de la Universidad de Washington ha reunido estadísticas sobre la salud de los norteamericanos, y las ha ordenado geográficamente en una base de datos abierta.  Allí están, en gráficas primorosas, las prevalencias de obesidad, hipertensión y uso de tabaco y alcohol en cada condado de los Estados Unidos. También el nivel de actividad física, y la expectativa de vida (US Health Map).

The Economist buscó la correlación entre los indicadores de salud según el IHME y el voto a favor de Trump. Después la comparó  con lo sucedido hace cuatro años, cuando el candidato republicano era el austero Mitt Romney. Los condados en los que el voto por Trump en 2016 rebasó al voto por Romney en 2012, son aquéllos que tienen prevalencias más altas de diabetes, obesidad e hipertensión. Sus pobladores beben y fuman más, y prefieren el sedentarismo al ejercicio. La relación se sostuvo aún después de controlar estadísticamente otros factores: a mejor condición física de la población, menor preferencia por Donald Trump.

No me sorprende. Como psiquiatra, ya sé que un cerebro estragado por la hiperglicemia, la hipertensión y el alcohol preferirá las soluciones simplistas y cederá al embate de la cólera o el miedo más fácilmente.  Por lo demás, que cada quien saque sus conclusiones.

 

 

 

 

4 pensamientos en “Enfermos y sedentarios, por Trump

  1. Qué interesante. Mi marido te agradece la información. Le he traducido el post y le he enviado los enlaces. Sin embargo, y aunque sé que no es significativo en el gran esquema, los cinco condados de South Dakota que votaron mayoritariamente por Clinton (los de las reservas indias) son los que tienen más prevalencia de diabetes, hipertensión y obesidad. En todo caso, y sin ser yo ninguna autoridad en la materia, estoy de acuerdo contigo: un cerebro estragado no es la mejor herramienta para tomar decisiones cabales. Gracias por estar atenta.

    Me gusta

    • Ángela, creo que los autores del artículo examinaron solamente los condados en los que la mayoría de la población votó por el partido republicano, en 2012 y 2016. Los lugares en que los votos por este partido aumentaron en 2016 con respecto a 2012, son los lugares que les interesó investigar.
      ¿Qué pasaría si comparáramos los votos en South Dakota a favor de Obama en 2012, y de Clinton en 2016? (no tengo idea).

      Le gusta a 1 persona

      • En 2012, Obama obtuvo 145,039 votos (39.87%). En 2016, Clinton ha obtenido 117,442 votos (31.7%). Es decir, Clinton en SD perdió 27,597 votos, un 19% de votos perdidos con respecto a los que consiguió Obama.
        La suma de los cinco condados mencionados (Clay, Buffalo, Dewey, Oglala Lakota y Todd) en 2012 para Obama fue 9,572 votos. En 2016, para Clinton, 7,800 votos. Es decir, Clinton ha perdido en esos cinco condados 1,772 votos, lo que representa el 18.5% de pérdida.

        Me gusta

  2. Que gusto volverte a leer Elena!! Que interesante artículo, es increíble todo lo que ha desatado esta elección y no cosas positivas :( Un abrazo fuerte

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s