Adiós a “Escrito en un Instante”

Ayer anunció Antonio Muñoz Molina que cerrará Escrito en un instante, el blog que ha mantenido amorosamente a lo largo de cuatro años, porque quiere dedicarse todo entero, en soledad y silencio, a escribir la novela que desde hace un año le tiene cautiva el alma.

Escrito en un instante era el punto de encuentro de cientos de apasionados de la lectura, la música y el sentido común, muchos de ellos con voces únicas que aprendí a reconocer aún cuando cambiaban de seudónimo (Angela-Amperio de la Ley, Vane-Ane-Serapia, Nieves-NievesDL, Sap, BK y tantos otros, a los que voy a extrañar). Digo “cientos” refiriéndome a los que comentaban cada nueva entrada, pero estoy segura de que los seguidores silenciosos eran muchos miles. Yo comentaba muy de vez en cuando pero fui lectora apegada. A Escrito en un instante le debo el aliento para comenzar diasdeandar, que ya va por el año y medio de vida; hace seis meses, diasdeandar dio ocasión a que se me invitara a escribir un artículo quincenal para la revista Vértigo, que se publica en la Ciudad de México cada semana. Sé que hubo otros seguidores del blog de Muñoz Molina que comenzaron sus propios blogs y se lanzaron a escribir por la “pura alegría” de hacerlo.

Gracias a Escrito en un instante encontré a Onetti, Vasily Grossman, Thomas Bernhard, James Salter, John Banville, y por fin, tras años de darle vueltas y no atreverme con él porque no lo entendía en francés, Montaigne en castellano con su espíritu de amable escepticismo, tan cercano a la actitud ante la vida del mismo Muñoz Molina. Todos ellos cultivan esa tolerancia bondadosa de la enorme diversidad humana, a veces un poco triste al contemplar tantos tropiezos pero nunca falta de esperanza. “La fuerza invisible de la gran fraternidad de la literatura” nos ayuda a mirar así la vida, a reconocer mejor nuestras emociones y refinar su expresión, a sentir más hondamente.

Hasta pronto, AMM. Que tu soledad sea fecunda.

 

7 pensamientos en “Adiós a “Escrito en un Instante”

  1. Hola Elena,
    aunque no conocía la existencia del blog de Muñoz Molina me uno a tu entrada. Mantener durante cuatro años un proyecto personal en la “red de redes” dice mucho de quien lo ha creado. Seguro que será fecunda esa soledad.
    Un saludo a ambos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s