Suicidios

“Cuando alguien íntimo se suicida”, dijo el príncipe,”nos preguntamos: ¿por qué ese suicidio?

Buscamos motivos, causas, etc…. Nos remontamos en su vida, destruida ahora de golpe (…)

Y tenemos que decir, sin embargo, que todo en la vida del suicida -ahora sabemos que durante toda su vida ha sido siempre un suicida, que ha llevado una vida de suicida-es causa y motivo de su suicidio.”

Thomas Bernhard, Trastorno 

Los psiquiatras sabemos muy poco sobre el suicidio. Tenemos estadísticas que nos muestran la tasa de suicidios por edades, por países o por sexo, pero no sabemos por qué es mayor en adolescentes, ni por qué se suicidan más los varones o por qué Guyana tiene una tasa mucho más alta que otros países tropicales. Si nos preguntan, ofrecemos explicaciones vagas sobre cómo la desintegración de la familia o las crisis económicas minan la salud mental. En realidad, no sabemos qué decir. Sesenta años de recetar antidepresivos a quienes  consultan porque se sienten tristes y desesperados no han logrado disminuir la tasa global de muertes por suicidio; por el contrario, ésta aumentó alrededor de un 60% entre los años 1950 y 2000, según datos de la OMS.

¿Qué les sucede realmente a los suicidas? Si nos quedamos nada más en las estadísticas seguiremos sin entender nada. Por fortuna, el reconocimiento de esta ignorancia se abre paso poco a poco. Hace dos semanas, André Aleman y Damiaan Denys, profesores de psiquiatría en Holanda, proponían en la revista Nature un estudio sistemático de los mecanismos de la conducta suicida,  definiendo el suicidio como un trastorno por derecho propio, con su perfil característico de dificultades emocionales y cognitivas, y no como una complicación de otros trastornos mentales. Y en los Estados Unidos, la Action Alliance for Suicide Prevention propone organizar la investigación en torno a seis preguntas clave; las tres primeras, que buscan definir el problema desde el punto de vista clínico, dicen así:

  • ¿Por qué se convierte alguien en suicida?
  • ¿Cuál es la mejor manera de detectar y predecir el riesgo suicida?
  • ¿Qué intervenciones funcionan? ¿Qué impide a una persona atentar contra sí misma?

Parece increíble, pero mi profesión no tiene respuestas claras a estas preguntas tan sencillas cuando se considera al suicidio “objetivamente”. Sin embargo, algo sabemos gracias a las estadísticas: quien intenta el suicidio no siempre está deprimido. La ansiedad, el estrés postraumático, las adicciones, ciertos trastornos de personalidad y cualquier otra condición que implique dificultad para manejar los sentimientos negativos aumentan el riesgo suicida.

Si preguntamos a los que intentan darse muerte, veremos que intentan poner fin a un dolor insoportable para el cual parece no haber remedio. Cuál sea el antecedente inmediato de un gesto suicida importa menos que la intensidad del dolor que se experimenta y que la ansiedad de sentirse atrapado, anclado al sufrimiento, secuestrado en un mundo oscuro y estrecho como aquel bosque de ramas retorcidas y espinosas del Inferno de Dante  en el que habitan las almas de los suicidas.

No fronda verde: de color oscura;

No esbeltas ramas: tuertas y nudosas;

No frutas: púas con letal untura.

(traducción de Angel Crespo)

 Así entendemos mejor lo que dice Thomas Bernhard a través de su personaje: todo en la vida del suicida es causa y motivo de su suicidio.

 

9 pensamientos en “Suicidios

  1. Querida Elena tocas un tema fascinante, oscuro, temeroso, que hemos discutido juntas en el pasado. Yo coincido contigo:no sabemos el porque, ni sabemos como ayudar a quien lo padece. Personalmente por más que leo me sigue generando mucha impotencia y temor (quizá lo mismo que siente el suicida)…..

    Me gusta

    • ¿Cómo ayudar? Ya ves que los antidepresivos no son la panacea. Se le está dando más importancia al ayudar a la persona a parar el runrún de la ideación suicida. O sea, como terapeuta que sabe de procesos cognitivos, es mucho loo que puedes hacer.

      Me gusta

  2. Hola Elena,
    interesante pensamiento el de Aleman y Denys al publicar que el suicido no se deba tanto a una complicación de otros trastornos y sí como un trastorno en si mismo. Me imagino que esta percepción podría hacer cambiar el esquema terapéutico que actualmente se está haciendo en su prevención… o quizás no. En mi humilde opinión me atrevería a decir que los suicidios no solo no disminuirán sino que aumentarán en el futuro (solo hay que ver la prevalencia de trastornos mentales que tenemos en la actualidad y las que habían años atrás -aunque se diagnostiquen más y mejor ahora-) y como dices en el artículo, el enfoque que se ha hecho hasta ahora para prevenir los suicidios tratando estos, no ha sido lo suficientemente eficaz . Quizás se pueda abrir una línea de actuación diferente con este enfoque.
    Un saludo

    Me gusta

      • Gracias Elena, yo también creo que es un tema que da mucho para estudiar, pensar y desarrollar, en algunos casos creo que la agresión tiene un papel fundamental, sobretodo cuando uno ve lo que provoca un suicidio en la gente que de al rededor

        Me gusta

  3. Muy, muy interesante. No todos están deprimidos… pero todos sufren y creen que sin remedio. Y a veces tienen razón. Montaigne decia que el que sufre (demasiado o demasiado tiempo) es porque quiere. Parece claro que el suicidio sería más un sindrome plurietiológico que una enfermedad, me parece que es muy dificil analizar globalmente cosas tan distintas como el suicidio, asistido o no, de un enfermo terminal, el de un adolescente que ha sacado malas notas o ha sufrido un desengaño amoroso, y el de un depresivo.

    Me gusta

  4. Pingback: Ser escritor, ¿una profesión de riesgo? | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s