Un extraño funeral: otra vez HM

Hace una año escribí en diasdeandar una nota sobre HM, el célebre amnésico a quien tanto deben los estudiosos de la memoria. No había aparecido aún la biografía escrita por Suzanne Corkin, investigadora en Ciencias Cognitivas del MIT que trabajó con Henry Molaison durante poco más de cuarenta años. Con enorme curiosidad sobre qué clase de persona era este hombre y cómo era su vida cotidiana, leí la semana pasada de cabo a rabo el libro de Corkin. Quedé sólo a medias satisfecha, porque Corkin es una gran científica pero no acaba de infundirle vida a su personaje. Curiosamente, la narración se torna más vivaz al llegar a los preparativos para la autopsia y la preservación del cerebro, como si HM le emocionara más muerto que vivo, y tiene momentos grotescos. “Seeing Henry’s precious brain in the safety of the metal bowl was one of the most memorable and satisfying moments of my life”., dice Corkin en su descripción de la autopsia. ¡Qué lejos del Alas, poor Yorick de Hamlet!
Había que aprovechar al máximo, dice Corkin, la oportunidad de “estudiar y preservar el cerebro más famoso del mundo”. Corkin y su grupo prepararon una lista con los nombres y los teléfonos de las personas que entrarían en acción al morir HM, y una hoja de flujo; cada quien llevaba consigo siempre una copia, porque sería el responsable de llamar al siguiente en la cadena. El plan estaba en pie y listo para ponerse en práctica desde siete años antes de la muerte de HM. El cuerpo se trasladaría de Connecticut a Boston de inmediato, con la cabeza envuelta en hielo para frenar en lo posible la degradación del tejido cerebral.
Henry Molaison falleció el 2 de diciembre de 2008, a los 82 años de edad, en la casa de reposo que era su hogar desde hacía casi treinta. Tenía un tutor legal pero ningún pariente consanguíneo; los investigadores de Ciencias Cognitivas del MIT hacían las veces de familia cercana. Al morir, serían ellos quienes se encargaran de sus restos.
Por la noche, cuando el cuerpo llegó al Martinos Center for Biomedical Imaging en Boston, lo esperaban ya los miembros del equipo dispuestos a trabajar hasta el día siguiente con la máquina de resonancia magnética, registrando serie tras serie de imágenes del cerebro de HM a niveles de resolución crecientes, hasta alcanzar las décimas de milímetro. Hacia la madrugada, el cuerpo fue llevado a la morgue del Massachussetss General Hospital para extraerle el cerebro y fijarlo en formaldehído. Diez semanas después, nueva serie de imágenes de resonancia magnética y viaje a la Universidad de California en San Diego, en donde se preparó el cerebro de HM para ser cortado en rebanadas de .07 mm. Sería posible así observarlo bajo el microscopio hasta sus últimos rincones.
El 2 de diciembre de 2009, día del primer aniversario de la muerte de HM, se entregó su cerebro a la cuchilla del microtomo. El proceso duró 53 horas ininterrumpidas, ante la mirada de periodistas y luminarias del mundo académico. Because the cutting went on endlessly, the conference room was decked out with treats for the lab members and visitors to enjoy – platters of food and a delicious Italian cake., escribe Corkin. En torno al microtomo había cámaras que transmitían el interminable cortar a la red; la página web que alojaba estas imágenes recibió 400 000 visitas en tres días. Se preservaron imágenes de cada uno de los 2401 cortes, con las cuales se construyó un modelo tridimensional del cerebro de HM. El resultado final puede verse en http://thebrainobservatory.org/ , Project HM.
Un peculiar monumento funerario. Pensándolo bien, esta posibilidad tan poco usual en medicina de conocer el rostro y la biografía de quien ha donado sus restos a la ciencia ¿no será más humana que el total anonimato del cadáver en la sala de disección?

9 pensamientos en “Un extraño funeral: otra vez HM

  1. Hola Elena,
    desconocía quien era Henry Molaison y tras leer tu artículo y todo lo que en él explicas no he podido evitar informarme un poco más.
    Es increíble su historia y creo que siempre nos quedaremos cortos a la hora de agradecerle su “entrega” a la ciencia aunque el cerebro es el órgano más complicado de entender del cuerpo humano y, en mi humilde opinión, no hemos hecho más que empezar en su entendimiento.
    Gracias por el link que aportas sobre el proyecto que lleva el nombre de sus iniciales. Muy interesante.
    Un saludo

    Me gusta

  2. Querida Elena, al leer tu blog me recordó mucho el trabajo que aprendí a hacer en el hospital de Nutrucion en los grupos Balit con los médicos, como deshumanizan su visión de los pacientes para convertirlos en meros casos clínicos, a fin de no tocar el más mínimo afectó respecto a lo que podría “mover les” a ellos mismos como personas,quizá lo mismo que expresa esta investigadora, pues al final del día el sufrimiento del otro toca nuestro propio sufrir. Saludos!!

    Me gusta

    • Myrna, me pareció extrañísima tanta distancia por parte de una psicóloga. Ese modo de abordar un caso se ve más entre cirujanos y patólogos que entre quienes conviven mucho con sus pacientes. En fin, Corkin es investigadora y no terapeuta, así que puede que esa frialdad hasta le sirva.

      Me gusta

  3. Acabo de leer en el reader tu entrada sobre por qué dejaste la Asociación y sentí una gran necesidad de venir a decirte, no sólo que me sentí muy idenftificada (de hecho, por casi los mismos motivos es que me decidí por la escritura y varias veces se me pasó por la mente estudiar psiquiatría) sino sobre todo por ese “habrá que escribirlas” final. ¿Qué tal si lo haces tú? Ya sabes que hay cosas que no le podemos confiar a nadie…
    Un gran abrazo. Me gusta cómo ves la vida.

    Me gusta

  4. Hablando de autos, “como diría Manolito”… Es algo tan sutil como manejar, conducir, guiar llevar, cualquiera sabe manejar, no todos son conductores. Unos guían, otros conducen y hay quien solo te lleva. Pero pocos pilotos.
    Y hay pilotos, choferes y conductores, que te llevan, manejan o guían, y hasta hay quienes solo tiran de la carreta, o solo navegan con bandera de …conformistas
    Felicidades Elena que todo es para crecer y superarse y yo, ya tengo piloto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s