Cannabis

La ALDF está por dar a conocer la iniciativa de ley para regular la venta, uso y consumo de la marihuana en nuestra ciudad, sumándose a una tendencia global en pro de reconsiderar las medidas restrictivas adoptada por los países miembros de la ONU a lo largo de los últimos 53 años. Más que nunca, necesitamos saber qué tan peligrosa es, en qué condiciones causa adicción, cuáles son sus bondades.
En 1961, cuando la ONU suscribió la Convención Única sobre Estupefacientes, no se había aislado aún el principio activo más importante de la marihuana, ni se conocía su mecanismo de acción. Ahora sabemos muchísimo más. Veamos qué nos dicen las investigaciones más recientes.
Hay una familia de receptores celulares llamados endocanabinoides (canabinoides internos) porque fueron descubiertos, hace veinte años, al investigar la acción de los derivados de Cannabis. Se encargan de regular los procesos nerviosos -entre ellos la memoria, la maduración neuronal, la percepción del dolor, el apetito y la extinción de los recuerdos traumáticos- y de afinar momento a momento la respuesta inmune. También intervienen en ciertos aspectos de la reproducción. Nuestro organismo fabrica de continuo moléculas que se ajustan perfectamente, como una llave a su cerradura, a estos receptores; los canabinoides procedentes de la marihuana, que son alrededor de 70, se parecen a los que sintetiza nuestro organismo lo suficiente para ocupar los receptores pero, como sus efectos no son los mismos, estorban el funcionamiento normal del sistema endocanabinoide. Por ejemplo, con marihuana de por medio, la producción de esperma no es igual, las condiciones del útero al comenzar un embarazo no son óptimas y el feto no crece como debe, porque estos procesos básicos de la vida piden endocanabinoides intactos. Si la consumen frecuentemente personas muy jóvenes, la maduración del sistema nervioso se altera; estos chicos nunca alcanzarán a desarrollar plenamente su potencial intelectual, declinarán más pronto, y tendrán una mayor propensión a desarrollar esquizofrenia.
Los dos canabinoides más famosos son el tetrahidrocanabinol (THC) y el canabidiol (CBD). El primero es el responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana, es decir, de las fallas en memoria reciente y en la percepción del paso del tiempo, de la intensificación de las sensaciones, de la paranoia y el pánico, y también de su potencial adictivo. Tiene además propiedades antieméticas y analgésicas.
En cambio, el canabidiol aminora la ansiedad sin alterar la memoria ni la percepción del tiempo y contrarresta la paranoia y las alucinaciones causadas por el THC, además de bloquear sus efectos adictivos. Así, la marihuana trae consigo el antídoto a los efectos más temidos por los partidarios de su prohibición absoluta. El qué tan enloquecedora o qué tan adictiva sea depende de la proporción que guarden estos dos canabinoides en la variedad que se consuma.
La marihuana no es ya la que era cuando un Obama jovencito experimentaba con ella. Con el cultivo de Cannabis en manos de los narcotraficantes, interesados en multiplicar el número de adictos y no en paliar el sufrimiento de los enfermos de cáncer o esclerosis múltiple, se ha dado una tendencia a favorecer el cultivo de variedades con alto contenido de THC, más dañinas y de menor valor medicinal. Hace 20 años, la planta confiscada por la policía en los Estados Unidos tenía alrededor de 3% de THC por 0.3% de CBD; en cambio, los análisis de las variedades en uso en 2012 en Australia y en Holanda arrojaban cifras de THC de 15% y más allá, con una concentración ínfima de CBD.
Los investigadores también han seguido trabajando. En 2011, un grupo de biólogos canadienses publicó la secuencia del genoma de cannabis sativa, lo cual hará posible desarrollar variedades con cierto perfil canabinoide. La industria farmacéutica ha comenzado a producir medicamentos como el Sativex, una combinación de canabidiol y THC en proporción 1:1 que se usa en Europa y Canadá para tratar la esclerosis múltiple, o la nabilona, canabinoide sintético que alivia las náuseas y el dolor de los enfermos en quimioterapia. Tal vez podamos ya, sin peligro, adueñarnos de ese tesoro farmacológico que es la marihuana.

7 pensamientos en “Cannabis

  1. ME HA ENCANTADO LA ENTRADA; Algunos que deberían leerlo y tenerlo en cuenta, no lo harán. Me recuerda un poco al largo debate entre quimiofobia (el miedo que han introducido con la marihuana) y el integrismo químico más puro (que en este caso serían las bondades de la marihuana sin tener ningún aspecto negativo,que los tiene). De ahí la importancia de conocer sus mecanismos de acción, coger lo que nos interesa y ser conscientes de su riesgo; cómo la mayoría de cosas de esta vida…

    Me gusta

  2. Hola Elena,
    desde hace mucho tiempo se conocen los efectos nocivos del consumo de tabaco durante la gestación, pero con la marihuana no se tenía esa certeza hasta relativamente hace poco. Como muy bien apuntas, recientemente han salido nuevos estudios que confirman la sospecha que se tenía. También produce retraso de crecimiento fetal y microcefalia , y por tanto son causa de alteraciones cognitivas, de memoria y de conducta en la infancia. Patología directamente relacionada a la dosis y duración de su consumo durante toda la gestación.
    Un saludo.

    Me gusta

  3. Querida Elena, como siempre un deleite leer tu blog. Gracias por esta explicación sustentada para contrarrestar este argumento de los jóvenes de que la mariguana como es “natural” no hace daño. Si bien es muy controversial ese asunto de la legalización de la misma con todas las implicaciones políticas, económicas y sociales que implica, me parece fundamental conocer estas diferencias respecto a lo que compone la mariguana hoy en día, en lo personal me aterra su mal uso y abuso…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s