En donde se auxilia al Ego en apuros

Al final de la entrada anterior dejé al pobre Ego sufriente, atormentado por problemas insolubles.
Daré por supuesto que intento echar una mano al Ego de quien acude a mi consulta, que es en lo que tengo experiencia. Tratándose de los expuestos a la guerra o a un desastre natural, cuando lo primero es conservar con vida a las víctimas, alimentarlas, vestirlas y reunirlas con su gente, hay que llamar antes a los expertos en logística y a los médicos de urgencias que al psiquiatra. Son labores casi imposibles si pensamos en la devastación que dejan los huracanes de los trópicos o las guerras del Oriente Medio; quienes trabajan en tales lugares terminan por sucumbir al burnout si no tienen un buen grupo de apoyo o no se permiten descansar de sus fatigas.

Regreso, pues, a mi consultorio analítico. Los psicoterapeutas, tras enterarnos de qué es lo que aqueja al doliente, intentamos replantear la situación para que sea más fácil manejarla. Como si buscásemos estibar mejor las cargas psíquicas, para que al Ego no lo aplaste el peso que debe soportar.
Si se logra un buen entendimiento con el doliente, se establecen poco a poco una relación de confianza, un acuerdo tácito de colaboración que son en sí mismos terapéuticos. El doliente se siente protegido y seguro como si estuviera junto a quien más lo quiso, allá en sus primeros años. El estrés se disipa poco a poco. Entre psicoanalistas, esto se llama “cura transferencial” (es decir, me siento bien porque estar con mi terapeuta me sabe igual que estar con mamá querida). No siempre sucede así; cuando ni el replantear los problemas ni la transferencia alivian una angustia que trae consigo insomnio, pérdida del apetito, incapacidad de pensar claramente y deseos de morir hay que recurrir a un medicamento antidepresivo y esperar que en unas semanas se restablezca la neurogénesis y se reviertan los cambios hormonales desfavorables.

Yo sospecho que la causante de este efecto antidepresivo de la transferencia, que en algunos casos aparece antes del que se obtiene por medio de un fármaco, es la oxitocina, esa hormona que propicia los comportamientos amorosos y la empatía y se produce en respuesta a éstos. Se ha probado que es un excelente antídoto al estrés.

Para experimentar con el estrés en mamíferos, los biólogos utilizan como situación modelo la separación de un mamífero pequeño de su madre, porque nada hay más tensionante para un cachorro que estar lejos de mamá. Conforme pasan las horas, y aunque se alimente y se mantenga abrigado al pequeño, suben los niveles de todos aquellos mediadores hormonales de endemoniados nombres, esos que te arrastran a la depresión (sí, son idénticos los de ratas y monos que los nuestros). Al reunir al cachorro con la madre, lo que hace ésta es abrazarlo y lamerlo largo rato. La oxitocina reaparece, la cría se calma, las hormonas del estrés descienden.

Es en esa época temprana de la vida que se determina, por mecanismos epigenéticos, cuál será el estilo perdurable de respuesta al estrés del pequeño mamífero. ¿Qué tan rápida e intensa será su respuesta hormonal al hambre, al frío, a las separaciones? Mientras menos presente haya estado la madre, mayores serán el disparo de angustia y la propensión a la depresión.¿Qué tan firme y estable será el funcionamiento del sistema oxitocinérgico? El trato amoroso con la madre tiene mucho qué decir al respecto.
De nuevo, la ciencia confirma lo que siempre supimos con el corazón.

3 pensamientos en “En donde se auxilia al Ego en apuros

  1. Buenísimo!!!! Definitivamente la confirmación biológica de algo que algunos hacemos para “curar” los dolores del alma, así como las hipótesis acerca de la importancia del vínculo temprano madre-bebe, gracias!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s